martes, 26 de febrero de 2008

El subjetivismo informativo, la postura más cómoda

Me ha parecido muy interesante un artículo de Salvador Cardús Contra el Subjectivisme, en Transversal 28. Recojo algunas ideas del sociólogo con mis reflexiones personales.

La afirmación tan común entre muchos teóricos de la información de que “la objetividad no existe”, y que “todo conocimiento es interesado”, es claramente tóxica y letal, porque lleva necesariamente a abandonar la lucha por conocer los hechos, la verdad de cómo son las cosas. Para los que adoptan esta postura, como es imposible dar una visión objetiva de los hechos... la única salida es la subjetividad de cada informador. Con este cuadro: menosprecio de la objetividad e imperio del subjetivismo, afirma Cardús con acierto: “el relativismo es una postura especialmente idónea para un periodista poco comprometido con la realidad, pero en cambio muy comprometido con todas las causas sociales e ideológicas que empapan nuestra opinión pública”. Con este esquema mental de la “la objetividad no existe”, el periodista ya no tiene que esforzarse por investigar, informarse, contextualizar,... porque no se puede aproximar a la realidad objetiva. De este modo, nos queda que los periodistas son constructores de la realidad, y los espectadores se adhieren a la versión que más les satisface. Pero, ¿de tanto teorizar, no nos hemos pasado unos cuantos pueblos?, ¿qué hay de “los hechos”? Lo que espero de un periodista no es “su versión”, sino su estudio de la realidad y de los antecedentes, sus valiosas fuentes, su profesionalizad, en definitiva.

2 comentarios:

esticafavor dijo...

brillant!

ABDERRAZZAK S'KHIFA dijo...

Bajo mi punto de vista, lo que lleva a pensar que es imposible para los periodistas ser objetivos es más bien considerar que la realidad una vez se haga objeto de la descripción o la escritura se convierte en una versión mas entre las que existen.